PEARL JAM – Lightning Bolt (2013)

LIGHTNING-BOLT

Grupo: Pearl Jam

Álbum: Lightning Bolt

Fecha de publicación: 15/10/2013

Discográfica: Monkeywrench Records/Universal

Han pasado ya cinco años desde que Pearl Jam publicara su último trabajo de estudio. Y entre aquel trabajo y éste último Lightning Bolt, la banda celebró una efeméride muy señalada. En 2011 se cumplían los 20 años de su formación. Con el estreno del documental PJ20, dirigido por Cameron Crowe (director que ya los tuvo delante de su cámara en una breve escena de la película ambientada en Seattle Solteros), tuvimos oportunidad de repasar la trayectoria del grupo. Una historia ya conocida por todos, desde sus inicios en la escena grunge de principios de los noventa (de la que, si atendemos estrictamente a sus composiciones, nunca formaron parte), su salto a la fama, y, a finales de la década, su caída en un ostracismo que, en realidad, no fue tal. Y es que es entonces cuando consolidan su status de grupo de culto, pues justo cuando otros compañeros de generación van desapareciendo o siendo olvidados por el público,  Pearl Jam mantiene un nutrido número de fans que se mantienen fieles en cada lanzamiento o gira. Los motivos, para mí, están claros: Por un lado, Eddie Vedder es uno de los frontman más carismáticos en activo, con una voz mil veces copiada y una de las agendas solidarias más apretadas de la profesión, con permiso de Bono. Por otro lado, la banda funciona como un perfecto engranaje desde hace años, especialmente desde principios de la década pasada, con la entrada del excelente Matt Cameron (ex-Soundgarden), superando así el problema, bastante común en el mundo del rock, de contar con un batería de garantías y estable. Y por último, pero como factor decisivo, se han mantenido fieles a su estilo contra viento y marea.

Y es que, desde su debut con Ten hace ya la friolera de 22 años, Pearl Jam no siguieron la estela del Punk o el Metal como sus colegas grungeros, sino que siempre tuvieron su mirada fija en el Rock setentero, con The Who o Neil Young como referentes, y han ido cultivándolo en cada uno de sus discos. Tanto que, desde hace mucho tiempo no suenan como una banda de los 90. Todo lo contrario, en disco y en directo suenan como una banda clásica y atemporal, en el mejor de los sentidos. Y eso ya es mucho decir en los tiempos que corren.

Si atendemos a su último trabajo, el que nos ocupa, este ‘Lighting Bold’ cumple con lo que se espera de Pearl Jam. Los cortes con clara vocación rockera abundan en el disco. Canciones como la inicial Getaway, o Lightning Bolt, que da nombre al LP,  son ejemplo de ello. Pero, al contrario que su antecesor Backspacer (2009), donde los riffs acelerados eran la tónica, la segunda parte del disco nos lleva a caminos que, no por ya transitados nos son menos placenteros. Podemos encontrar pequeñas perlas folk como Stepping by myself o Just breathe, que, sospecho, son regalo de Vedder (podrían formar parte de su repertorio como cantante en solitario), Pendulum, un tema preciosista con guitarras envolventes como las que nos ofrecían en los discos de los primeros dosmiles, o Yellow Moon, uno de los dos medios tiempos marca de la casa, junto con el segundo single  Sirens. Con los consabidos juegos de guitarras de Stone Gossard y Mike McCready, y unas melodías de voz netamente coreables en un estadio, apuesto a que se convertirán en favoritas de los fans.

La producción vuelve a estar en manos de Brendan O’Brien, quien ya produjo sus primeros discos, y en mi opinión, y sin que el esquema compositivo haya variado mucho ni en éste ni en el anterior disco (ambos a cargo de O’Brien) es un acierto, ya que el grupo ha conseguido un nuevo (viejo) enfoque al que sacan más partido y con el que se sienten más a gusto. La desventaja de todo esto es que una sensación de Dèjá vu sobrevuela de vez en cuando el disco. Pero eso se subsana contrarrestándolo con buenas melodías, una gran ejecución y letras acertadas y emotivas, como siempre. Eso es justo lo que Pearl Jam quiere seguir haciendo, y es justo lo que sus fans quieren seguir escuchando.

Estando unos y otros tan bien avenidos, poco podemos decir los demás. Yo, por mi parte, sin ser un fiel seguidor, sigo disfrutando de sus canciones, y admirando la manera en la que un grupo tan grande y tan longevo sigue haciendo exactamente lo que quiere, igual que el primer día, desde hace veintidós años. Y lo que les queda.

J. Esteban

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s