ROGER TAYLOR – Fun On Earth (2013)

roger_taylor_fun_on_earth-portada

 

Grupo: Roger Taylor

Álbum: Fun On Earth

Fecha de publicación: 11/11/2013

Discográfica: Virgin EMI

 
No sin renunciar a estar exprimiendo constantemente la teta queenera como bien sabemos, y como bien se encargan de certificar y facturar (sobre todo de facturar) él mismo y Brian May, el baterista Roger Taylor ha sacado tiempo para hacer material nuevo en forma de álbum con su firma personal en solitario. Un tiempo sacado muy tranquilamente, dicho sea de paso, ya que hay alguna canción aquí contenida que ya tenía compuesta, que sepamos, desde al menos 2005. Hablamos concretamente de “Say It’s Not True”, la cual ya nos la presentó en directo en la primera gira del invento “Queen – Paul Rodgers”, allá por el 2005 y posteriormente grabada ya en estudio en el álbum “Queen + Paul Rodgers – The Cosmos Rocks” de 2008.  En “Fun on Earth” vuelve a aparecer, pero en esta ocasión con la oportuna colaboración de Jeff Beck. He aquí un Roger ecológico que recicla.

Trece cortes son los que contiene este “Fun On Earth”, y pasa a ser el quinto trabajo en solitario bajo el sello “Roger Taylor”. Se ha aprovechado la ocasión de este lanzamiento para crear un recopilatorio que reúne por primera vez todo el material de Roger Taylor, tanto en solitario como con la banda “The Cross”, de la que fuera compositor y vocalista desde 1987 hasta 1990. El cofre se llama “The Lot”. Un buen regalo sacado estratégicamente en navidades.

Analizando ya “Fun On Earth” nos sumergimos en la tonada que lo abre, “One Night Stand!”. Un extraño corte a medio camino entre lo rockero y lo ambiental, con un riff en segundo plano que recuerda bastante al ritmo binario del “Breaktrhu” de Queen. Es inevitable en estos casos comparar los trabajos de un artista en solitario y los de su banda nodriza, pero en este caso concreto salta al tímpano inmediatamente. En seguida nos asalta “Fight Club”, una bonita y tranquila balada creada a base de guitarra acústica, metales, ambientes de sintetizador y la personal voz de Roger susurrando desde el fondo de la atmósfera que pretende recrear esta canción.

Pasando por encima de algún que otro tema menor del disco nos encontramos con la curiosa y elegante “I don’t Care”, en la cual se explota uno de los timbaleos más característicos de Roger haciendo la base de una estructura que se desenvuelve entre el cabaret y un blues profano con aromas de rock adulto. Llegamos al single “Sunny Day”, canción redonda a medio tiempo donde lo que prima es la belleza estética, tanto en la melodía vocal como en la instrumentación. Es el corte ciertamente más comercial y más sencillo de escuchar e introducirse en él. Bien elegida como carta de presentación.

Con “I’m Am The Drummer (In a Rock n’ Roll Band)” Taylor no quiere que nos olvidemos de que es un rockero de tomo y lomo de la vieja escuela setentera y acelera su metrónomo solo por el hecho de demostrar que aún puede hacerlo. El título y la letra no tienen más intención que de hacer un guiño a su instrumento capital.

Se engrosa la sección de temas rescatados con “Small”, un tema que ya guardaba el mencionado “The Cosmos Rocks”. Con “The Unblinking Eye – Abridged” pasa algo parecido, sin salir propiamente dicho en ningún disco anterior, Roger ya publicó esta composición allá por 2011 en formato single EP. Una pieza de tintes críticos para el difícil momento social y político que atravesaba Inglaterra por aquellos días. El Roger concienciado observando el mundo desde el balcón de su torre de marfil.

En términos generales es un disco muy en la línea que ha seguido Roger Taylor en solitario, huyendo de descarados parecidos con Queen pero sin negar ciertos guiños que se agradecen. No guarda realmente una homogeneidad entre los temas como otros álbumes, hecho que ha justificado Taylor diciendo que este disco es como una montaña rusa de sensaciones y ritmos muy diferentes. Un disco de viejo rockero en definitiva que no supera a su “Electric Fire” de 1998, su mejor álbum en opinión del abajo firmante.

Se puede decir que Roger Taylor ha creado una personalidad musical bien diferenciada a lo largo de sus trabajos al margen de la alargada sombra de su mítico grupo. Y eso ya es mucho en su caso.

No descartaría que fuera este su último trabajo, ya que encaja para ser un perfecto cierre de círculo profesional con su primer trabajo (de parecido -¿Casual?- título) “Fun in Space”, allá por 1981. También es un dato interesante para pensar que es el ocaso artístico Taylor el hecho de que ahora haya sido el momento para recopilar toda su carrera en “The Lot”, la guinda del pastel.

Que aparque su carrera en solitario -si es que sucede- no quiere decir en absoluto que no se centre en los presentes y futuros esperpentos que creará de Queen junto con May.

En cuanto a gira de este álbum Roger se ha pronunciado al respecto, pero sin mojarse: ha dicho que si tiene una buena aceptación hará pequeñas presentaciones en directo. Se sobreentiende que dentro de las fronteras inglesas siempre.

Este es el camino que los fan críticos de Queen queremos para estos músicos; que se centren en componer y grabar nuevo material si tienen inquietud y ganas, o que descansen y se dediquen a vivir tranquilamente el resto de sus días. Pero dejad descansar dignamente al gigante que creasteis hace ya mucho tiempo, y que ahora habéis convertido ya en un monstruo de circo. ¿Has oído bien Brian? No pasará.

Andrés Galera

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s